Gran descubrimiento

Google NO es la reencarnación corporativa del Neo de Matrix. Google no abrirá las puertas del cibercielo

Google es, para quien se haya olvidado es una empresa:
  • titular del mejor buscador de Internet, de un buen servicio de correo... y de un montón de servicios más en fase Beta.
  • que sabe manejar como nadie el márketing viral, gracias a una amplia red de (hmmm) "adeptos"
  • cuyas declaraciones de principios duran hasta que se presenta el riesgo de perder un gran negocio... o sea como todas (me cago en la responsabilidad social corporativa)
Quizá alguno piense "Joer, otro que ha descubierto la pólvora"; pero es que mirando algunos blogs... no sé, parece que estamos un poco tontos

Rarezas

Sigo obedientemente las indicaciones de Zeltia2 y preparo mi pequeño listado de rarezas (alguna ha caído en desuso por aquello de vivir en pareja y...)

  1. Dormir con la ventana abierta y la persiana bajada sólo hasta 3/4, incluso en lo más crudo del invierno. Junto a la ventana de mi cuarto adolescente (tercer piso) había una farola que lo inundaba de una luz amarillo-anaranjado.
  2. Subir el primer y el último peldaño de una escalera con la misma pierna. Si el número de escalones es par (lo habitual por cierto) supone hacer una parada y repetir pierna una vez.
  3. Comer las galletas María Fontaneda blandas (revenidas o recesas se dice por estos lares). Para ello, sacas las galletas de la caja (de pequeño se guardaban en unas latas de hojalata) 24 horas antes de comerlas.
De momento no se me ocurre nada más, pero tres no está mal ¿no Zeltia?

Actualización a 20-1-06 (a la búsqueda del Notable)
  1. A veces mientras hablo o estoy pensando en algo, mecanografío las palabras contra las palmas de las manos (los terceros observadores ven cómo mis dedos se mueven consulsivamente contra las palmas y piensan.... vete tú a saber lo que piensan)
  2. Hmmm, queda para la próxima actualización :-)

Montblanc

Llevo un ratito escuchando temas de Moby (debo andar bastante pasado de moda, pero eso es igual)

La última vez que escuché a Moby iba de pasajero en un Volkswaggen Passat, que avanzaba raúdo por una autovía en dirección al ¡Montblanc nada menos!. Una pequeña excursión de un día a uno de los lugares más hermosos que he visitado. Alguno pensará "Qué poco ha viajado éste"... y no se equivoca.

Pues eso: que iba sentado en el asiento trasero del coche, escuchando a Moby, dejando que las tres compañeras de viaje controlasen la conversación (quiero decir que no les hacía ni caso), viendo las grandes montañas al frente, y pensando... pensando que sí, que quizá estemos hechos de estrellas.

Hoy ha venido conmigo

Por primera vez. La primera de un montón de ellas. Todas las mañanas de cada día laborable vendrá conmigo en el coche hasta casa de su abuela. Media horita de trayecto, aún de noche, con un poco de música, suave para no molestarla.

Ha venido dormida, directamente de su cuna al Maxi-Cosi. Como venía muy echada hacia adelante, he conducido con una mano, mientras con la otra la sostenía.

Y así hemos hecho casi todo el camino. Ella dormida y yo sujetando su cabecita calva y suave, con el corazón dándome mil patadas, por sentir su respiración en la punta de mis dedos.

Internet vuelve a ser infinito

Abro Flickr buscando alguna foto interesante que ver... una búsqueda aleatoria que me lleva hasta Sexy Pomarola's, que me lleva hasta celiasmile, que me lleva hasta RichardLowkes, que me lleva hasta...

Abro Bloglines y leo Microsiervos, y después Escolar, y de ahí salto a Abuse Magazine, otra pirueta y estoy en Halón Disparado (cascarrabias) y... una pequeña pausa en la decadencia del ingenio.

Gracias Web 2.0!

Dios protege a los inocentes

o quizá no..

La información está al alcance de tu mano, haz con ella lo que te dé la gana.

El mundo con el que sueñas no existe

Debes esforzarte un poco más, y apartar los velos que ocultan la realidad.

De vuelta de...

El macropuente y de un poquito de gripe aviar...

Seguiremos publicando para el infinito

(ay, ay, ay, el correo y las suscripciones cómo estarán)

Pásalo

De Madrid al cielo, y de Móstoles al suelo

Se propone porra para invitar a un paseíto en ultraligero a Acebes y Zaplana

No me hables de libertad, que me pongo a temblar

En algunos lugares del Tercer Mundo -sí, sí, ese lugar en el que tienen que vivir tan mal, para proporcionarnos materias primas y mano de obra baratas, para que nosotros vivamos tan bien y nuestro sistema democrático y capitalista funcione- se echan a temblar cuando oyen la palabra libertad.

Porque, política exterior de las distintas administraciones EE.UU mediante, esta palabra ha ido estrechamente ligada a una serie de fenómenos o grupos que ninguna sociedad desea para sí.

Quizá el ejemplo más significativo sea el apelativo "freedoom fighters", usado tan a menudo para referirse a grupos paramilitares o escuadrones de la muerte.
Pero hay otros muchos ejemplos... la palabra libertad no está muy abajo en el ranking de palabras prostituidas y se ha utilizado para referirse a:

  • golpes militares contra gobiernos
  • guerras coloniales
  • expoliación de recursos naturales sin permiso de sus legítimos propietarios
  • sometimiento de la soberanía nacional de un país a otro más poderoso
  • etc.

Es muy del gusto de la derecha norteamericana utilizar el término libertad para referirse a comportamientos propios que bastante poco tienen que ver con el término. Y cuanto más fuerte e insistentemente la pronuncian, mayor suele ser la iniquidad que encubren.

Esa moda también ha llegado a España. Tan fuertemente que, por arte de birlibirloque, políticos y otros personajes que siempre hemos considerado de la derecha más rancia pasan a autodenominarse liberales y utilizan el término libertad de forma habitual.

Esperanza Aguirre, señora de muy buena familia, católica, no demasiado culta y destacado miembro del PP cita al filósofo ¡Karl Popper! en sus discursos y arrima a su sardina el ascua hermosa de su libro "La sociedad abierta y sus enemigos". Y todo para finalmente obligar a nuestros hijos a estudiar Religión -o sí o sí-, y para garantizar a los colegios concertados (los que de siempre hemos llamado "de curas", ahora se llaman concertados) el goloso pecunio del erario público y seguir manteniendo sus corralitos pijos.

Federico Jiménez Losantos, martillo de herejes y defensor de la fe que profesa la Conferencia Episcopal (sea cual sea esa fe, además de la católica) clama también por la libertad cada vez que alguien critica y juzga sus soflamas, y eso que lo pone fácil, el muy cafre. Y todo ¿para qué?. Para mantener su privilegio a denigrar e insultar a sus contrarios, para despreciar la soberanía popular expresada en las urnas en las últimas elecciones generales y, para mantener las cuotas de poder económico asignadas durante el anterior gobierno del PP.

En estas cosas se nota que vivimos en un mundo globalizado: el cinismo también es susceptible de globalizarse, amigos.

Y de este modo, libertad, una palabra tan tan hermosa, mira en lo que se ha convertido... en la puta de los más groseros e inicuos de entre los privilegiados.