Momentos telúricos


A veces siento nostalgia

De mi Obaba

Tenía 28 años cuando me fui de allí... ahora tengo 38... y a veces, sí, siento nostalgia.

Montblanc

Llevo un ratito escuchando temas de Moby (debo andar bastante pasado de moda, pero eso es igual)

La última vez que escuché a Moby iba de pasajero en un Volkswaggen Passat, que avanzaba raúdo por una autovía en dirección al ¡Montblanc nada menos!. Una pequeña excursión de un día a uno de los lugares más hermosos que he visitado. Alguno pensará "Qué poco ha viajado éste"... y no se equivoca.

Pues eso: que iba sentado en el asiento trasero del coche, escuchando a Moby, dejando que las tres compañeras de viaje controlasen la conversación (quiero decir que no les hacía ni caso), viendo las grandes montañas al frente, y pensando... pensando que sí, que quizá estemos hechos de estrellas.

Hoy ha venido conmigo

Por primera vez. La primera de un montón de ellas. Todas las mañanas de cada día laborable vendrá conmigo en el coche hasta casa de su abuela. Media horita de trayecto, aún de noche, con un poco de música, suave para no molestarla.

Ha venido dormida, directamente de su cuna al Maxi-Cosi. Como venía muy echada hacia adelante, he conducido con una mano, mientras con la otra la sostenía.

Y así hemos hecho casi todo el camino. Ella dormida y yo sujetando su cabecita calva y suave, con el corazón dándome mil patadas, por sentir su respiración en la punta de mis dedos.

Hoy los recuerdos son hojas secas que giran

Este post me ha recordado una tarde de otoño de hace unos años en la que dominaban mi ánimo la melancolía por el verano terminado y la tristeza por un amor perdido.

En un patio de la facultad, entre los coches aparcados, un remolino infatigable hace girar en el suelo unas hojas de roble secas, describiendo un círculo casi perfecto.