Rarezas

Sigo obedientemente las indicaciones de Zeltia2 y preparo mi pequeño listado de rarezas (alguna ha caído en desuso por aquello de vivir en pareja y...)

  1. Dormir con la ventana abierta y la persiana bajada sólo hasta 3/4, incluso en lo más crudo del invierno. Junto a la ventana de mi cuarto adolescente (tercer piso) había una farola que lo inundaba de una luz amarillo-anaranjado.
  2. Subir el primer y el último peldaño de una escalera con la misma pierna. Si el número de escalones es par (lo habitual por cierto) supone hacer una parada y repetir pierna una vez.
  3. Comer las galletas María Fontaneda blandas (revenidas o recesas se dice por estos lares). Para ello, sacas las galletas de la caja (de pequeño se guardaban en unas latas de hojalata) 24 horas antes de comerlas.
De momento no se me ocurre nada más, pero tres no está mal ¿no Zeltia?

Actualización a 20-1-06 (a la búsqueda del Notable)
  1. A veces mientras hablo o estoy pensando en algo, mecanografío las palabras contra las palmas de las manos (los terceros observadores ven cómo mis dedos se mueven consulsivamente contra las palmas y piensan.... vete tú a saber lo que piensan)
  2. Hmmm, queda para la próxima actualización :-)