Desencanto, pero que mucho desencanto

En "1984" (el libro no el año) Orwell nos anuncia que hemos perdido la batalla contra el poder, a manos de los medios de comunicación esas nuevas herramientas de dominación.

Se acabó el sueño de otro mundo que atrapó a su generación (la del antifascismo, los movimientos obreros y las brigadas internacionales).

En los 60/70, unos chavalotes greñudos un poco pasados de sustancias psicotrópicas, volvieron a tener sueños. Incautos: la profecía de Orwell ya estaba escrita Quizá otro mundo sea posible... pero sólo después de una catástrofe.

Comentario sugerido por este post de Halón Disparado